Roma: Cafés, Restaurantes, Heladerías, y mucho más

Jon Garcia

by Jon Garcia Matos

Italia, y por tanto Roma, están ligados a la buena cocina. Aquí encontraréis nuestros lugares favoritos para comer o tomar algo.

Los mejores...

 
 

Las mejores Heladerías de Roma

Tengo que decir que después de probar muchas heladerías, mi favorita es Giolitti, ubicada cerca del panteón tiene una enorme variedad de sabores y un curioso atractivo, aunque ni se os ocurra sentaros en una mesa o vais a tener que pedir un préstamo… Mis favoritos de esa heladería son el helado de pistacho y el de avellanas, siempre con nata por encima, ¡para chuparse los dedos!

La que suele gustar a mucha gente, sobre todo si preguntas a los propios romanos, es Fassi, creo que una de las heladerías más antiguas de Roma y, sin duda, de las más baratas. Podéis acercaros si visitáis San Giovanni in Laterano, ya que no queda muy lejos, está ubicada en una de las calles que llegan a la Piazza Vittorio Emanuele II, en la Via Principe Eugenio. Lo mejor, la nata.

 Fassi by TripAdvisor

Fassi by TripAdvisor

Sin embargo, si lo que quieres es un helado de chocolate, mi recomendación es que te pases por Venchi, una tienda de chocolates que además tiene unos helados buenísimos. Aprovechando que está cerca, si os gusta el tiramisú, en Pompi podréis probar el que dicen que es el mejor tiramisú de Roma (también tienen tiramisú con diferentes sabores). Ambos están al lado de Piazza Spagna (en Via della Croce), aunque al ser cadenas los encontraréis en más sitios.

Por último, hay una pequeña heladería, que parece que ha ido creciendo, que se llama Fatamorgana (Via degli Zingari) y tiene una gran variedad de helados de frutas. Mi recomendación es que os deis una vuelta por las calles de la zona (Via Leonina, Via dei Serpenti, Via Cimarra…) ya que es una zona muy agradable para pasear.

 
 
 

Los mejores Cafés de Roma

Aunque el café está bueno en todas partes, hay un par de sitios en los que vale la pena pararse (ambos cerca del Panteón), Sant’Eustachio il Caffè y el Caffè Tazza d’Oro. Del primero, se dice que sirve el mejor café de Roma (y a un precio normal), mientras que el segundo tiene el granizado de café más rico que he probado (un tercio del vaso es granizado y los dos tercios restantes los llenan de nata). Si a alguien le apetece pasarse por una de las cafeterías más antiguas de Italia, ya que tiene más de 250 años, que se pase por Via Condotti y entre en el Antico Caffè Greco. Eso sí, que no os sorprenda que, si os sentáis en una mesa, os cobren 8€ por un capuchino o 5€ por un cortado.

 
 
 

Los mejores Aperitivos de Roma

A diferencia de lo que entendemos en España como aperitivo, en Italia consiste en ser una especie de barra libre de comida que funciona aproximadamente de 19:00 a 22:00, donde solamente se paga la bebida. Para que os hagáis una idea, en casi todos los sitios que explico a continuación la consumición suele estar entre 7-10€, excepto en Panella, que cuesta unos 18-20€.

 Caffè Greco

Caffè Greco

Cerca del centro hay un par que me gustaron bastante: Freni e Frizoni está ubicado en el barrio del Trastevere, suele tener varios platos, la mayoría vegetarianos y de buena calidad; Bar del Fico, ubicado en la Piazza del Fico, tenía solamente tres platos (uno de ellos eran patatas asadas en gajos), aunque vale la pena visitarlo por el buen ambiente que hay en la terraza.

Más alejados del centro, está el Meeting Place (Piazza Bologna), donde los cócteles cuestan solamente 7€ y ofrecen variedad de fritos, trozos de pizza y algún que otro plato, hay buen ambiente, pero suele estar lleno de gente por lo que hay que ir pronto.

Por último, el que más me gustó es el Porto Fluviale (Via del Porto Fluviale), probablemente tiene la mayor variedad de platos de todos los que visité, y también se puede ir a comer por 12.5€ con buffet libre.

 
 
 

Los mejores Restaurantes de Roma

En cuanto a restaurantes, está claro que en Roma hay una gran variedad de lugares donde se come muy bien, aunque muchas veces por comer en lugares demasiado céntricos se acaba pagando una barbaridad. Mis recomendaciones están cerca de lugares bastante frecuentados por turistas, por lo que están bien para hacer una parada durante la visita.

El primero, y seguramente al que más fui por el trato del personal, es Cantina e Cucina, situado en una de las callejuelas que desemboca en Piazza Navona. Se podría decir que todo está rico y bien cocinado, aunque os recomendaría pedir la carbonara (la hacen con alcachofas de añadido, lo que la da un toque distintivo) y la pasta al cacio e pepe, un plato típico de la zona que simplemente lleva queso y pimienta (las patatas fritas al cacio e pepe también están muy buenas como entrante). No muy lejos, si lo que os apetece es una pizza, en La Montecarlo encontraréis las típicas pizzas de masa fina, pero que muy fina, a un precio más que razonable.

 Ostaria da Angelino

Ostaria da Angelino

Si paráis para comer cerca del Coliseo, o de Santa Maria della Scala, tenéis un pequeño restaurante con una carta escrita a mano, dado que suelen cocinar con producto fresco, que se llama Ostaria Da Angelino (Via Macchiaveli). La verdad es que siempre que he ido he comido de maravilla, pero lo que más me sorprendió fue la carbonara, una verdadera delicia.

Si algo es típico de Italia son las pizzas y, aunque encontraréis muchos lugares donde las hagan, aquí dejo los tres restaurantes que más me gustaron, aunque evidentemente no me diera tiempo a probar todos. El primero es Pizzeria da Remo, un pequeño restaurante ubicado en la zona de Testaccio, que es un barrio que parece que se está poniendo de moda y tiene muy buen ambiente por la noche. Después, por la zona del Trastevere está Dar Poeta, donde os recomendaría pedir la pizza Buffala, una pizza con mozzarella de buffala por encima que se deshace en la boca. Otro de los que me gusta, sobre todo por el local en el que venden comida para llevar, es Roscioli.  Está por el centro de Roma, y tiene unas pizzas realmente buenas y, si no recuerdo mal, también están muy ricos los arancini (son unas bolas de arroz, rellenas por dentro, típicas de Sicilia). Por último, si tenéis tiempo después de visitar el Vaticano, a menos de cinco minutos de la puerta del museo (al lado de la parada de metro Cipro), hay un pequeño local, Pizzarium, que vende pizza al taglio, pequeñas porciones de pizza con ingredientes poco comunes, pero especialmente sabrosas. Este último es algo caro, ya que la pizza oscila entre 18-30€ el kilo, pero es muy recomendable para probar algo diferente.

 
 
 

¡Arrivederci Roma!

Para finalizar, si os queréis llevar a casa algún producto típico de Italia, mi recomendación es que os paséis por Eataly, una especie de supermercado de tres plantas donde se venden productos típicos italianos de gran calidad. Además, hay varios restaurantes donde te sirven todo lo que podáis encontrar por ahí y, si os gusta comer, seguro que este local os gustará. Y si tenéis tiempo, al lado de la estación de Termini, y para despedir el viaje, hay una enoteca llamada Trimani, donde os podéis tomar una copita, o incluso una botella de vino y acompañarla con una degustación de quesos italianos. ¡Arrivederci Roma!

 
 
 
 

Más sobre Roma